29/09/2002 (San Miguel)

 

Nada mejor para celebrar San Miguel (que al fin y al cabo es un ángel), que lanzarse a volar. Eso sí, en lugar de alas de plumas, un buen parapente.

 

 Fue en Berga, muy recomendable para quemar adrenalina.

 

paratodos.JPG (24490 bytes)

parapere.JPG (6989 bytes)

paramiguel.JPG (19167 bytes)

El grupo de los intrépidos Aunque parezca increíble es Pere volando Aunque parezca más increíble es Miguel volando